miércoles, 28 de mayo de 2014

16 meses

Ha pasado un mes desde que escribí la última entrada sobre Nora. Ahora tiene 16 meses y medio y lleva justo este último mes andando solita, de un lado para otro, sin parar, ahora por aquí, ahora por allá mamá, da igual que tú quieras ir para el otro lado... Sigue pidiendo la mano, le gusta, pero ya no tiene miedo, se la ve suelta, con los brazos hacia abajo, controlando la velocidad... Le chiflan los escalones y siempre que ve alguno quiere subir y bajar, está aprendiendo. Le gusta mucho sentarse y levantarse, de los bordillos, de su sillita... El tobogán le encanta también, y si por ella fuera se tiraría sola, la loca. Ah, y la pelota, que ya le da patadas y la coge y la lanza hacia adelante bastante bien. Claro, se fija en su hermano.

Sigue pegada pegadita a mí, ¡no vaya yo a perderme! Llora cuando la dejo con los abuelos (se le pasa al segundo), cuando me alejo de ella dentro de casa... En la bebeteca está también muy comedida, se entretiene con los juguetes y corretea por la clase, pero pasa muchos ratos a mi lado y ya no le gusta tanto como antes pringarse con pintura o las texturas “extrañas”. Siempre está muy contenta, eso sí. Esto va para largo, que ya me lo conozco. Pero casi siempre está genial con todo el mundo y es muy sociable. Su sonrisa nos sigue encandilando a todos.

Parece evidente que con los abuelos come mejor que con nosotros. Ayer un melocotón entero, naranjas enteritas también, hoy 3 cucharadas soperas (de las de servir) de puré de calabacín y de segundo un poco de pescado... Luego tiene días en los que casi no come. Hace poco recuerdo que se comió un plátano casi entero para desayunar, ¡y estaba conmigo! Además oficialmente ha superado su IPLV (intolerancia a la proteína de la leche de vaca). Le está cogiendo el gustillo a la leche, le damos de vez en cuando vasitos pequeños y se los toma muy bien.

Pero fundamentalmente... teta. A todas horas. Cuando se cae y llora automáticamente me pide. Cuando se cansa, cuando se aburre, cuando se enfada... La cojo y me da golpes en el pecho con las manitas abiertas. (¡A mi madre le pide teta también!). Y hace unas buenas tomas, ¡de las de sudar y todo!

Por las noches... teta también a todas horas. Además llevamos una racha muy mala, con muchos despertares y muy seguidos. Horrible. Ha estado malita, un virus sin importancia, un poco de fiebre, granitos, y ahora tos y mocos. Desde ayer estamos con cebolla en la habitación. Por supuesto me lo ha pegado y yo estoy mil veces peor que ella (a ella se lo pegó su hermano, que apenas se enteró. Este virus se está haciendo fuerte).

A mí ya me cuesta conciliar el sueño y volver a dormirme. Menos mal que no trabajo, al menos podemos dormir por la mañana un poquito. Es mi chico el que se encarga de llevar a Leo al cole así que genial. Y cuando me levanto yo antes que ella, las raras veces que eso ocurre, ella dura 2 minutos más como mucho.

La segunda muela que le estaba saliendo ya ha roto la encía y ella sigue con la mano en la boca permanentemente. Va aumentando su repertorio de palabras poco a poco, ahora también dice “asias” (gracias), pero sólo cuando nos lo oye decir a los demás. Ah, y también va aumentando su cabezonería. Apunta las maneras de su hermano, ¡no sé cómo vamos a sobrevivir! Ya es misión imposible ponérmela en la mochila a la espalda yo sola, se me tira. ¡Lo echo de menos! Y el carro, si no quiere, pues a duras penas lo conseguimos. Sólo quiere andar, pero a su ritmo y en la dirección que a ella se le antoja, que por supuesto nunca coincide con la tuya. Al final si tienes que hacerlo la coges a la fuerza y chilla, berrea... y pide teta, claro. Lo mismo si intentas ponerle el babero, o si no la bajas de la trona cuando ella quiere, o si la alejas de la tele porque se pone delante y no le deja ver los dibujos a Leo, por ejemplo. Sólo sirve distraerla pero no siempre funciona.

Estas últimas semanas yo estoy más cansada, sin muchas ganas de escribir. Las malas noches me pasan factura, además de los grandes momentos made in Leo. Pero no quería dejar pasar más tiempo sin contar algo sobre Nora, que cada día está más loquita, más payasa, más bichito y creo que se está ganando hasta a su hermano, ¡que es mucho decir! ¡Últimamente le suelta unos besos así con ruido y espontáneos que ya los quisiéramos su padre y yo, jajaja! Esta misma noche, la llevo como siempre a despedirse de papá y de Leo, porque me voy a dormirla; al papá sonrisita y adiós con la mano, como siempre, pero nada de beso. -¿No me das un beso? No, dice ella con la cabeza (dice sí y no perfectamente con la cabeza y con sentido), y me empieza a señalar el salón, donde está Leo viendo Bob Esponja. Allá que vamos. -Leo, Nora quiere decirte adiós que se va a dormir. Me acerco. -Adiooooós, dice Leo medio aburrido. Ella muy cerquita de él le tira un beso con la mano ¡y con sonido! Y cuando ya parecía que nos íbamos sin nada más, Leo se gira, la mira y le planta un besazo en la mejilla, de esos que duelen un poquito pero bueno... Nos hemos ido tan contentas, jeje. 

Os dejo una foto de su primera vuelta en tiovivo. ¡Tan feliz!


7 comentarios:

  1. Q niña tan preciosa!!! Y como ha avanzado desde el ultimo mes...
    Álvaro también come mejor en casa d los abuelos, y duerme mejor y se porta mejor... Es tan tan diferente q no me lo creo, y se q son cosas d las abuelas pa q se lo deje mas tiempo
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo me fío de lo que me cuentan, es que conmigo tiene la teta. También se duerme más fácilmente con ellos y duerme más, pero porque cuando está conmigo prefiere pasar cada minuto despierta a mi lado, jajaja! Yo agradezco mucho que los abuelos se la queden porque con dos niños taaan demandantes no nos da la vida, aunque no termino de sentirme bien haciéndolo...
      Un besazo!

      Eliminar
  2. Madre mía crece por momentos, que bonica tiene que estar con sus pasitos, jajaja y la teta es que es para tooodo, mamá ¿es que no lo sabes??? jajaja se que lo sabes y de sobra. Bueno mucho ánimo y energía para poder estar con tus dos nanos, que siii, que dos nanos son más que dos, que tres y que cuatro!!! Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que es para todo la teta... Pero me encanta que esté! Besos!!

      Eliminar
  3. Me encanta su evolución, hoy Vera cumple 16 :) Tu Nora es una preciosidad, disfruta mucho!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Pues felicidades a Vera!!! Besitos Madi!

      Eliminar