miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mi niño

Después de mi última entrada os debía algo un poco más alegre. Voy a intentarlo, !que no se diga! 

Empiezo por la visita a la pediatra. Todo bien, nos dejó bastante tranquilos. Vamos a olvidarnos de momento de hipotéticos problemas y trastornos varios y vamos a asumir que Leo es un cabezota, pelín vaguete, con un poco de mala leche y... ¡ya está!, como diría él. 

Su malestar de estómago ha desaparecido (gracias en parte a unos maravillosos probióticos, Lactoflora) y ha aparecido un hambre atroz. No está más de dos horas sin pedir comida, ¡y eso ya es mucho!

Está avanzando bastante con el lenguaje, poco a poco va ampliando vocabulario y repitiendo lo que decimos. Además habla mucho solo, "en su idioma". Ha aprendido a decir "másss", así con muchas eses al final, y lo utiliza sobretodo para pedir comida, jajaja. Le gusta decir "pato" como Pocoyo, y "Eli" también. Ya hace frases de 3 palabras aunque en plan indio, sin verbos ni preposiciones ni ná, esta misma noche, por ejemplo;  "papa teta no. Mamá sí".

Cada día es más risueño y alegre y se le da mejor poner cara de pillo. Y ayer durmió 9 horas y cuarto del tirón... ¡en la cama de su habitación! Eso sí, esta noche no ha podido ser. Ha accedido a acostarse allí pero no se dormía, no quería, hasta que le he preguntado y ha reconocido que quería irse a su cuna sidecar, pegada a nuestra cama. En fin, paciencia. Espero que para cuando nazca su hermana lo lleve mejor, y si no... pues ya veremos. 

Nos siguen preocupando muchas cosas; sus rabietas, su manía de tirar la comida al suelo, su timidez, su desinterés por otros niños... Pero hay que pensar también en lo despierto y listo que es, en lo cariñoso que se pone a veces (cuando quiere), en lo bien que lo pasamos juntos... El día a día es cansado y mi embarazo nos pasa factura, pero a veces nos olvidamos de que eso es "culpa" nuestra, no de él. Y mi agotamiento, mis dolores, mis hormonas, son las que hacen que tenga menos paciencia, menos ganas y lo vea todo más grave de lo que es.

Se va haciendo mayor, pero es muy pequeño aún... Sólo espero que no lo pase muy mal cuando nazca su hermana, que sepamos (sus padres) hacer frente a la situación y no cargarle a él con más responsabilidad de la que le corresponde. Leo es muy sensible... ¿y he dicho ya que muy cabezón? Y no se conforma fácilmente... 

¿Sobreviviremos? Yo tengo la corazonada de que sí, de que esto por encima de todo nos va a traer más felicidad, de que la pequeña Nora nos va a unir más aún si cabe y de que para Leo va  a ser genial. 

Sí, se llama Nora. :-)

10 comentarios:

  1. Preciosa, sobreviviréis, te lo prometo, y no solo eso, sino que tendréis millones de momentos maravillosos gracias a vuestros dos peques y a la maravillosa y única relación que tendrán entre ellos.
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo mucas ganas de empezar a experimentar esta nueva etapa... lo que no sé es si tendré tiempo para contarla aquí! ;-)

      Eliminar
  2. Tu hijo me recuerda mucho a la mía. Desde qué aprendió a decir "eso no gusta" impone su criterio ;)
    Seguro que tendrán una relación muy especial los dos.
    Por cierto, me encanta el nombre de Nora! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marian! Sabes que otro de los que más me gustaban era Blanca?? Besos!

      Eliminar
    2. Yo nunca había pensado en Blanca. Un día pintando con acuarelas (intentándolo más bien) cuando estaba embarazada, me vino el nombre a la cabeza, lo escribí sobre el papel con el pincel y ya no pude pensar en otro nombre más. Creo que el nombre fue el que eligió...más que yo al nombre ;)
      Un abrazo enorme

      Eliminar
  3. Seguro que con tanto miedo al final se lleva mucho mejor de lo que parece desde fuera. Es difícil su edad y con un embarazo y tanto cansancio se lleva peor, estáis agotados. Ya verás cómo vas a estar encantada y feliz, cansada pero encantada. La pequeña Nora tiene una familia encantadora. Un beso enorme,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Quili, nos lo iremos contando verdad?? ;-)

      Eliminar
  4. Que nombre más bonito.Poquito a poco Bichilla. Todo irá saliendo. Besos

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tu Nora, son muy divertidas;p áimo con Leo, es difícil para todos, pero andando se aprende a ser familia, espero que seáis muyyy felices! sabes que cuando tuve a Nora sí no era Nora iba a ser Leo?jajaja. Con Vera si era niño iba a ser Lope. Nos quedamos siempre con dos sílabas. Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja vaya casualidad con los nombres! Y parece que lo de las dos sílabas lo llevamos a rajatabla, sí.

      Seguro que aprendemos un montón, vaya que sí... Yo suponía que mi paciencia había llegado a su límite, pero voy a tener que estirarla un poco más!

      Eso sí, la felicidad también va a aumentar, eso lo sé... Qué ganas de que llegue!

      Eliminar